Naranfruit trabaja bajo el principio básico de «calidad», tanto en el producto como en el servicio.

Calidad en el producto

Nuestros expertos hacen seguimiento de las fincas desde que el fruto comienza a aparecer en el árbol. Durante el proceso de formación del fruto hacemos visitas periódicas a las fincas, seleccionando sólo las mejores, lo que nos permite ofrecer a nuestros clientes un producto de máxima calidad.

La recolección se lleva a cabo por equipos de profesionales cualificados con experiencia, cortando cada naranja de manera adecuada para que tenga el mejor aspecto, cuidando de que el fruto no sufra daños.

Una vez en nuestro almacén, el producto es sometido a un proceso de selección, limpieza y calibrado, junto al tratamiento fitosanitario post-cosecha según la normativa vigente en materia de Seguridad Alimentaria y las propias exigencias del cliente y el mercado de destino.

Calidad en el servicio

Nuestro objetivo es satisfacer la necesidad de cada cliente, de cada mercado, por eso nos adaptamos en los productos y procesos. Un servicio de calidad que conseguimos dar gracias a un equipo humano cualificado y exhaustivos sistemas de control.

Todos estos principios conforman la teoría OBQF (Only Best Quality Fruit).

Naranfruit está acreditado con el certificado de calidad Global-GAP y GRASP.